Scrapbooking y washi tape: definiendo conceptos

Hay veces en los que una palabra que pudiera parecernos extraña resulta luego que tiene cierto tipo de posibilidades para el posicionamiento web. En este caso he estado analizando una tripleta de palabras que podemos catalogar como no de primera línea: scrap, scrapbooking y washi tape.

Curiosamente para los profanos como yo, este tipo de palabras clave que obviamente no están en español se refieren a un conjunto de manualidades que tienen un cierto nivel de aceptación, pero que además tienen unos grados de competitividad que se salen de lo que podríamos clasificar como normal.

Hemos atacado a ciertas páginas para scrapbooking con buen resultado: llegando a la segunda página. Con también buen resultado para washi tape, que está igualmente entre los primeros veinte resultados de google, pero la que no posiciona ni a la de siete es scrap, y todo ello pese a que podamos entender que es una de las palabras similares en este campo.

 

 

Por qué a veces se posicionan -o no- ciertas páginas

Una de las claves está en el contenido. Si queremos posicionar scrap es claro que la web tiene que ir de eso, de scrap o scrapbooking y no de psicólogos en León o abogados en valladolid.

No olvidemos nunca que Google no sabe leer, difícilmente entiende los sinónimos, y lo que para nosotros es claro para Google puede no serlo tanto.

Así, lo barato, lo económico y lo low cost para nosotros son términos semejantes pero para Google no. Camisa low cost y camisa de fuerza son tan distintos para google como camisa barata y camisa económica. Curioso ¿verdad?

Pues sí, si alguien se extraña de que su web llena del concepto «económico» no posicione por «barato» esta es la explicación. Es más posible que mueble blanco económico posicione por blanqueo de capitales que por silla blanca barata y eso no tiene mucha relación con la cláusula suelo para un abogado en Valladolid.

Por estas razones los contenidos desde que a Google le dio por priorizar este ámbito en su SEO on page han de estar referidos a lo que nos vamos a encontrar en la web, y difícilmente posicionará algo de este estilo si no le damos la prioridad que merece en los textos y las imágenes.

 

¿Qué debemos hacer para posicionar una web?

De entrada tener una web en condiciones. No todo puede posicionarse, igual que no todo el mundo puede jugar de delantero centro en el Real Madrid.

Y por mucho que entrenes, por mucho que comas sano, por mucho que practiques, no quiere decir que vas a jugar en el Real Madrid de delantero centro. Esto es claro, ¿verdad? Pues lo mismo pasa con las webs.

Hay webs que tienen posibilidades de llegar lejos y otras que no. Y por mucho que se cambie la web se puede aspirar a algo más, pero no a jugar en el Real Madrid.

A veces se aspira a ser el delantero de la Cultural Leonesa, a veces el del Bembire y a veces con mucho esfuerzo, mucho trabajo, un entrenador personal de altísimo nivel y demás podemos optar a jugar en el Valencia.

Pero o tenemos condiciones físicas y técnicas innatas y estamos muy muy bien preparados o ni el mejor entrenador del mundo nos puede hacer pasar de jugar en el partido de solteros y casados de nuestro pueblo.

 

¿Puede el mejor aceite de oliva ser de girasol?

Imaginemos que estamos compitiendo por ser el mejor aceite de oliva y se presenta una marca con aceite de girasol diciendo que «harán cambios» y que quieren participar. ¿Es posible que compitan por aceite de oliva o habría que recomendarles que fuera al apartado «aceites de girasol»?.

¿Qué pensaríamos si dicen que van a hacer más aceite con olivas y añadirlo a ese aceite de girasol? Pues eso lo pretenden algunos con el SEO. Pretenden que una web preparada para posicionar por determinados términos y enfocada a determinados términos acabe siendo un scrap «modificándola». Pues no, no sirve.

Lo que sí sirve es tener un aceite de oliva de una cierta calidad e ir mejorándolo paso a paso con nuevos olivos, nuevas técnicas de agricultura, nuevos procesos de extracción del aceite y demás.

En SEO pasa lo mismo. Un proyecto enfocado en ciertos ámbitos puede ser modificado y mejorado, pero las transformaciones, en general, no sirven y es mejor o competir en el aceite de girasol, o hacer un aceite de oliva nuevo partiendo de cero.

Moraleja: o tienes una buena web o querer competir por palabras clave de primer nivel es perder el tiempo, el esfuerzo y el dinero. Si quieres ganar dinero en Internet el primer paso es que pienses cuánto presupuesto tienes para hacer una inversión y el segundo que dediques lo necesario a tener una buena tienda online o un website. A partir de ahí plantéate competir donde puedas medirte a rivales de tu altura y la victoria te genere beneficios.

¡Gracias por compartir este artículo en tus redes sociales!

 

Si tienes una buena web y quieres posicionarla, haz clic aquí