Las penalizaciones de Google

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta un consultor de marketing online, y más concretamente uno que se haya especializado en posicionamiento web, es a las penalizaciones de Google.

Estas penalizaciones pueden ir, desde bajarnos unos puestos en una palabra hasta eliminarnos completamente de los resultados del buscador.

Por ello, tener algún elemento que nos haga ser capaces de recuperarnos de este tipo de penalizaciones suele ser una suerte de «vuelta a la vida» en la que respirar de nuevo es algo que realmente se agradece tras ver los resultados de nuevo en buenas posiciones en los SERPs del buscador.

Tipos de penalizaciones en Google

Las penalizaciones en Google se dividen en dos grandes grupos: penalizaciones manuales y penalizaciones automáticas. Así, si por ejemplo repetimos hasta la saciedad seo en leon como anchor text para posicionar una página como esta podemos encontrarnos con nuestro amigo google bloqueando nuestra palabra clave y bajando hasta desaparecer.

En nuestro proyecto SEO en Leon hemos estado experimentando con este tipo de acciones y hemos llegado a conclusiones muy interesantes, algunas de las cuales son de clara aplicación en este ámbito.

Desde abel pardo.net os recomendamos siempre llevar un control de cuáles son los enlaces fundamentales de vuestra web y cómo os afectan.

 

Penalización automática

Se produce cuando se supera uno de los topes que tiene google marcados, por ejemplo, el comentado de repetir hasta la saciedad el anchor text en una determinada palabra clave, el no tener texto suficiente o el utilizar demasiadas veces el mismo texto en distintas partes de la web.

Para que esta penalización desaparezca simplemente hay que rebajar los umbrales que estamos tratando y tendremos listo nuestro remedio contra dicha penalización. Por ejemplo, si somos dentistas en León o Burgos y ponemos tres mil veces spas Madrid es posible que nos penalicen. A partir de ahí dos recetas: o aumentar otros anchor text o disminuir, si controlamos ese factor, los que tenemos.

Un ejemplo lo hemos tenido con aigendigitalmarketing.net, donde con unos cuantos cambios en los textos e imágenes hemos podido lograr recuperar la web de un parón debido a los cambios de google en su algoritmo.

Penalización manual

Google tiene un equipo de gente dedicado a investigar en la web que se cumpla todo aquello que a ellos les gusta que se haga. De no ser así, estas simpáticas personas nos pueden poner una penalización manual que va de no afectar casi nada hasta borrarnos del mapa.

Ojo con ello, porque borrarnos del mapa significa poder perder miles o millones de euros y unos cuantos puestos de trabajo pueden irse al traste. Aquí hay que tener sumo cuidado, especialmente por Penguin.

Controlar enlaces entrantes y salientes, controlar nofollow y dofollow y todos los conceptos que se nos recomiendan en las páginas de google para webmasters es, como se ve, una obligación si queremos mantener nuestro niveles de «sanidad» en nuestra web.

 

Qué hacer si somos penalizados

hace un tiempo era complicado. Hoy, la mayoría de penalizaciones son manuales y tienen que ver con los enlaces entrantes. Así, en caso de penalización de ese tipo, lo que google nos recomienda es hablar con quien ha puesto el enlace y pedir que lo quite.

Después de un engorroso proceso en el que obviamente no nos suelen hacer ni caso, lo normal es llevar los enlaces que consideramos peligrosos al disavow y a partir de ahí mandar una súplica para ver qué opciones nos quedan.

Este proceso es lento, caro y puede durar meses. Así que si tu web no es nada del otro mundo y puedes reemplazarla nuestro consejo es simple: compra otro dominio, aprovecha los contenidos y monta una web nueva.

Te saldrá más barato, economizarás esfuerzos y verás cómo es más rentable partir de cero que intentar recuperar una web penalizada. Es la solución más similar a pedir un crédito rápido express con asnef o pedir al banco que te conceda una hipoteca con Asnef. No obstante, para ciertas que webs que por obvias razones necesitan una recuperación lo mejor es:

  • observar nuestro perfil de enlaces
  • compararlo con el de los cuatro primeros clasificados en google
  • analizar uno por uno los enlaces
  • observar cuáles son de baja calidad
  • intentar eliminarlos
  • pedir una reconsideración

Para ello se necesitan herramientas que suelen ser caras comparadas con lo que suelen ser otras de apoyo al posicionamiento. Una valoración de lo que recuperaríamos y lo que tardaríamos / nos costaría hacerlo de nuevo será la clave de nuestra decisión.

Penguin 4.0

la llegada de Penguin 4.0 ha venido a revolucionar todo el tema de las penalizaciones. Con la actualización del algoritmo ya no hay que hacer largas esperas sino que las actualizaciones se realizan cuando pasa el robot de Google.

Unido a ello han comentado que no es necesario enviar el disavow ya que los enlaces negativos directamente dejan de puntuar negativamente para ser ignorados.

Lega el tiempo de comprobar si todo eso es verdad o si aún es necesario deshacerse de los lastres de enlaces de baja calidad para lograr unas mejores posiciones en las SERPS. Con ello, un consultor SEO de una empresa especializada en marketing online tiene un amplio campo en el que trabajar.

Y recuerda, si te ha gustado, ¡comparte en redes sociales!

 

¿Necesitas un presupuesto para hacer SEO? Haz clic aquí